Los niños y el bullying en la escuela. ¿Cómo se puede detectar? ¿Qué medidas tengo que tomar?

Bullying es una palabra inglesa que significa intimidación. Desgraciadamente, esta palabra está de moda debido a los innumerables casos de persecución y de agresiones que se están detectando en las escuelas y colegios, y que están llevando a muchos escolares a vivir situaciones verdaderamente aterradoras.

El bullying se refiere a todas las formas de actitudes agresivas, intencionadas y repetidas, que ocurren sin motivación evidente, adoptadas por uno o más estudiantes contra otro u otros.

La persona que ejerce el bullying lo hace para imponer su poder sobre el otro, a través de constantes amenazas, insultos, agresiones o vejaciones, y así tenerlo bajo su completo dominio a lo largo de meses e incluso años.

Los expertos señalan que el bullying implica tres componentes clave:

1. Un desequilibrio de poder entre el acosador y la víctima. Este desequilibrio puede ser real o sólo percibido por la víctima.

2. La agresión se lleva a cabo por un acosador o un grupo que intentan dañar a la víctima de un modo intencionado.

3. Existe un comportamiento agresivo hacia una misma víctima, que se produce de forma reiterada.

Tipos de acoso escolar

Con frecuencia aparecen varios tipos de forma simultánea:

Físico: consiste en la agresión directa a base de patadas, empujones, golpes con objetos. También puede ser indirecto cuando se producen daños materiales en los objetos personales de la víctima o robos.

Verbal: es el más habitual. Sólo deja huella en la víctima. Las palabras tienen mucho poder y minan la autoestima de la víctima mediante humillaciones, insultos, motes, menosprecios en público, propagación de rumores falsos, mensajes telefónicos ofensivos o llamadas, lenguaje sexual indecente.

Psicológico: se realiza mediante amenazas para provocar miedo, para lograr algún objeto o dinero, o simplemente para obligar a la víctima a hacer cosas que no quiere ni debe hacer.

Social: consiste en la exclusión y en el aislamiento progresivo de la víctima. En la práctica, los acosadores impiden a la víctima participar, bien ignorando su presencia y no contando con él/ ella en las actividades normales entre amigos o compañeros de clase.


Resultado de imagen para bullying


Casos totales de bullying o acoso escolar Año 2018 (Argentina).

01 - Provincia de Buenos Aires 654 casos.

02 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires 527 casos.

03 - Provincia de Santa Fe 377 casos.

04 - Provincia de Córdoba 298 casos.

05 - Provincia de Formosa 191 casos.

06 - Provincia de Corrientes 177 casos.

07 - Provincia de Misiones 159 casos.

08 - Provincia de Mendoza 149 casos.

09 - Provincia de San Luis 64 casos.

10 - Provincia de Santiago del Estero 62 casos.

11 - Provincia de San Juan 43 casos.

12 - Provincia de Tucumán 31 casos.

13 - Provincia de Neuquén 30 casos.

14 - Provincia de Río Negro 29 casos.

15 - Provincia de Entre Ríos 28 casos.

16 - Provincia de Chubut 24 casos.

17 - Provincia de Catamarca 22 casos.

18 - Provincia de Salta 21 casos.

19 - Provincia de Jujuy 20 casos.

20 - Provincia de La Pampa 19 casos.

21 - Provincia de La Rioja 17 casos.

22 - Provincia de Neuquén 14 casos.

23 - Provincia de Santa Cruz 10 casos.

24 - Provincia de Tierra del Fuego 08 casos.

Total: 2974 casos.

Fuente: ONG INTERNACIONAL BULLYING SIN FRONTERAS.


Causas de Bullying en las Chicas:

Belleza 45%

Rendimiento escolar superior 25%

Defectos físicos 15%

Rendimiento escolar inferior 10%

Rendimiento deportivo inferior 5%

Causa de Bullying en los Chicos:

Belleza 20%

Rendimiento escolar superior 25%

Defectos físicos 10%

Rendimiento escolar inferior 10%

Rendimiento deportivo inferior 35%

¿Cómo ayudar a nuestros hijos?

Si su hijo le cuenta que lo están hostigando, escúchelo con calma y bríndele contención y apoyo. A menudo, los niños son reacios a contarles a los adultos sobre este tipo de situaciones porque se sienten avergonzados y culposos, o les preocupa que sus padres se desilusionen, se depriman, se entristezcan o reaccionen ante la situación.

A veces, los niños sienten que la culpa es de ellos, que si hubiesen mirado o actuado de otra manera, eso no habría sucedido. A veces temen que si quien los hostiga se entera de que comentaron la situación, esta empeore. A otros les preocupa que sus padres no les crean o que no hagan nada al respecto, o que les digan que se resistan cuando eso les genera temor.

Felicite a su hijo por hacer lo correcto al hablar con usted sobre el tema. Recuérdele que no está solo, que muchas personas son hostigadas en algún momento. Remarque que quien se comporta de manera inadecuada es quien hostiga, no el niño. Asegúrele a su hijo que descubrirán juntos qué hacer al respecto.

Informe a alguien de la escuela (el director, el personal de enfermería, o un consejero o maestro) sobre la situación. A menudo, estas personas pueden controlar y tomar medidas para evitar más problemas.

Dado que el término "hostigamiento" puede utilizarse para describir una amplia variedad de situaciones, no existe un enfoque generalizado. Lo recomendable en una situación puede no ser adecuado en otra. Existen numerosos factores (por ejemplo, la edad de los niños involucrados, la gravedad de la situación y el tipo específico de conducta de hostigamiento) que permitirán determinar la mejor manera de proceder.

Tome la situación con seriedad si se entera de que el hostigamiento empeorará si la persona que adopta esta conducta se entera de que su hijo le comentó al respecto o si hay amenazas de daño físico. A veces, resulta conveniente acercarse a los padres del hostigador. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los maestros o consejeros son la mejor opción como primer contacto. Si puso en práctica esos métodos y aún desea hablar con los padres del hostigador, es mejor hacerlo en un contexto en el que un funcionario escolar, como un consejero, pueda mediar entre las partes.

En la mayoría de las escuelas existen reglas relacionadas con el hostigamiento y programas para evitarlo. Además, en muchos estados hay leyes y reglamentos relacionadas con este tema. Infórmese sobre las leyes que rigen en su comunidad. En determinados casos, si le preocupa la seguridad de su hijo, quizás deba ponerse en contacto con autoridades legales.

Asegúrese de que su hijo sabe que usted cree en él y que hará todo lo que pueda para ocuparse de las situaciones de hostigamiento que surjan.

Resultado de imagen para bullying


Para más información ingresa a nuestra página web: http://www.apruebalo.net  

¿Quieres ser un profesor Apruebalo? Registrate aquí: https://www.apruebalo.net/profesor/register  

O registrate como alumno/padre aquí: https://apruebalo.net/register   


Compartir:

Post Relacionados