Tips para volver a estudiar luego de las vacaciones.

13-08-2019

Tips para volver a estudiar luego de las vacaciones.

En este artículo podrás leer un método para volver a estudiar luego de las vacaciones. Se trata de una serie de pasos progresivos para hacer ir retomando los temas de a poco y así evitar tener que empezar a estudiar de golpe.

Las merecidas vacaciones

Se termina el año de estudio. Decides tomarte unos cuantos días de vacaciones. La pasas excelente y te olvidas de todo. Pero luego, cuando llegas al último día sientes una sensación un poco incómoda. Te has acostumbrado a no tener que estudiar, a no sentir ninguna presión, a disponer de todo el día para hacer lo que quieras. Hay que volver a estudiar, pero no hay ganas.

La procrastinación post vacaciones

Ya de vuelta de las vacaciones, en el horizonte aparece un final pendiente que hay que dar, pero… ¡falta tanto! Piensas que podrías tomarte un par de días más de vacaciones. Luego te esfuerzas más y lo compensas. Pasan los días y cada vez falta menos para el examen. Una tras otra van poniendo excusas para no empezar a estudiar.

Faltando una semana, es inevitable, hay que empezar a estudiar. Pero al ver los temas, estos parecen haberse multiplicado desde la última vez que abriste las carpetas. De pronto, aparecen consignas, ejercicios y apuntes que no recordabas y que también entraban. Te das cuenta de que no tienes tiempo para preparar el examen y que es mejor postergarlo para otro período.

Es normal postergar el comienzo del estudio luego de unas placenteras vacaciones. Pero, en algún momento es necesario retomar la actividad.

Eso, en el mejor de los casos, porque en muchos otros terminas perdiendo la oportunidad de rendir o terminas rindiendo sin preparación y desapruebas la evaluación.

¿Te has identificado con esta historia? Es muy común y le pasa a muchos estudiantes. Por un lado, estar un tiempo sin estudiar te relaja tanto que te hace recordar lo linda que es la vida sin ningún tipo de presiones. Pero por otro, te hace olvidar lo importante que es alcanzar las metas que te propones.

El proceso de volver a estudiar luego de las vacaciones

Por eso, si algo de esto te es familiar, aquí vamos a explicar un método sencillo para hacer una transición entre las vacaciones y el estudio. Es por etapas y se puede hacer en un par de días. El primer día de estudio debe ser el propuesto antes de que empezaran las vacaciones. Es decir, el día que sabes bien que es el que tienes que volver a estudiar. Cuanto antes sea, mejor.


Día 1

Lo único que debes hacer es recopilar todo el material que tienes que estudiar. Despliégalo cerca de la mesa o escritorio donde estudies, de manera que de ahora en más esté accesible. Puedes tomar los apuntes, mirarlos un rato, ordenarlos y volverlos a guardar. Lo importante aquí es mirar todo, para recordar el material y retomar el contacto con el estudio.

Lo más importante del primer día es retomar el contacto con los temas que hay que estudiar.

Automáticamente, tu cerebro va a realizar una estimación sobre el tiempo de estudio que va a requerir todo eso. Si haces todo este trabajo con tiempo, entonces estarás muy tranquilo, puesto que aún falta mucho para el examen.

El día 1 alcanza con dedicarle al estudio sólo 30 minutos. Luego, tienes el resto del día libre. ¡Disfrútalo!

Día 2

El segundo día es ideal para construir un temario sobre la materia a rendir. Escribe en una hoja todo lo que hay que estudiar. Simplemente con eso, recordarás muchos conceptos y la estructura de los temas de la asignatura.

Si ya tienes un temario, entonces lo mejor es repasarlo punto por punto. Ir recorriendo los apuntes hoja por hoja y mirar detenidamente cada tema. No hace falta leer todo, pero sí cubrir la totalidad de los temas.

A continuación, puedes hacer un cronograma de estudio, aunque sea a grandes rasgos y de forma mental, aunque es preferible que lo escribas en algún papel. Tener una idea de cuántos días habrá que dedicarle a cada tema y de cuántas horas deberán ser las jornadas de estudio son algunos de los aspectos que deberás tener en cuenta.

El día 2 se puede aprovechar para armar o repasar un temario y luego confeccionar un cronograma de estudio

El segundo día de estudio puede consumirte entre una hora y media y dos horas, según el temario de la materia.


Día 3

Para el tercer día, la idea es empezar a estudiar. Pero como aún vienes un poco adormecido de las vacaciones, es mejor que ese tema sea sencillo. Quizás conviene que sea liviano y si es posible que esté algo desacoplado de los temas principales. Puede ser un texto fácil o algún tipo de ejercicio mecánico y simple de recordar.

En el tercer día ya hay que comenzar a estudiar, pero se puede empezar por un tema fácil o aislado.

Más allá de lo liviano del tema, debes ponerte el objetivo de aprenderlo bien. Debes estudiar de forma concentrada durante el tiempo que lleve ese aprendizaje.

Para el tercer día debería alcanzarte dos horas de estudio.

Día 4

Para comenzar a dar inicio a una serie de repeticiones que van a venir de ahora en adelante, conviene primero repasar el tema del día anterior y luego añadir otro nuevo, de similar dificultad.

Si puedes, este nuevo tema tiene que tener poco vínculo con los temas centrales, de manera que puedas estudiar con facilidad y de forma aislada.

El día 4 es como una continuación del día 3, pero intentando acercarse ya a los temas más importantes.

En el día cuatro, ya es conveniente que estires el tiempo de estudio a las tres horas.

Día 5 y en adelante

Ya pasaron cuatro días desde que empezaste a estudiar. En el día cuatro llegaste a las tres horas, así que ahora ya no estás tan oxidado o adormecido. En algún momento tienes que empezar a estudiar como corresponde.

Puede ser el día 5, o uno más adelante. Lo importante, es que cada día vayas superando en esfuerzo al día anterior, hasta llegar al nivel de estudio habitual. A partir de ese momento, todo será como era antes de las vacaciones y no tendrás esa sensación extraña de empezar a estudiar. A medida que el examen se acerque, automáticamente incrementarás el tiempo y el esfuerzo casi sin darte cuenta.

A partir del día 5 ya no queda otra que comenzar a estudiar de forma completamente normal.

Si estiras este período de transición durante muchos días, entonces este método no te va a servir. No sirve de nada engañarte a ti mismo.

________________________________________

Y este ha sido el método para estudiar al volver de las vacaciones tanto de verano como de invierno. Esperamos que te haya sido de utilidad. Si tienes alguna consulta, comunícate con nosotros y te invitamos a que te sumes a las redes sociales de Apruebalo :)

¡Nos encontramos la próxima!

Fuente: MentesLiberadas

Equipo Apruebalo

¿Te gustaría ver nuestra presentación sobre este tema en PDF? Hace click acá!:  Tips y Técnicas de estudio    



TAGS:

#Vacaciones #Estudio #Organización #Alumnos #Estudiantes #tips

Post Relacionados